Monografikoa

Marketplaces 101, una guía esencial para pymes y autónomos

30 Jan 2024. 09:54
5 min. de lectura
Argitaratzailea
Imagen colaborador
Logo Acelera pyme
Acelera pyme

Términos de uso

Baliabidea erabilera pertsonalerako edo informaziorako erabil daiteke, red.es erakundeari esleituta, gure arabera erabilera-baldintzak.

Etiketak

  • ETEen heldutasuna
    Guztiak
    Gaikakoa
    1. Comercio electrónico
    Digitalizatzeko esparrua
    1. Komertzializazio

Compartir monográfico

Copiar link

Gracias a la transformación digital, las pymes y autónomos han encontrado nuevas formas de vender sus productos y servicios en el canal online. Un ejemplo son los marketplaces y, si quieres conocer todos los detalles sobre ellos y cómo participar en uno, en este monográfico te enseñamos cómo.

Imagen o vídeo destacado
Laburpen exekutiboa

La transformación digital y los avances tecnológicos han introducido nuevas maneras de comunicarnos, de trabajar y nuevas formas de comprar y vender productos y servicios. Los marketplaces son plataformas online en la que cualquier pyme o autónomo puede vender sus productos, es decir, un punto de encuentro entre vendedores y compradores, con la ventaja de no estar limitado a ningún espacio físico ni área geográfica.

Por un lado, un marketplace es una plataforma en línea en el que cualquier pequeña empresa o autónomo tiene la oportunidad de poner sus productos y servicios a la venta. Existen diferentes tipos de marketplaces dependiendo de sus peculiaridades:

  • Marketplace On-demand: centrados en la entrega de productos o servicios de manera inmediata para satisfacer una necesidad urgente de los compradores.
  • Marketplace Gestionados: ofertan todo tipo de productos de diferentes marcas, generalmente en un modo de venta B2C (“Business to Customer”, por sus siglas en inglés), es decir, de negocio a consumidor.
  • Marketplace Comunitarios: aquellos en los que los usuarios finales son tanto los vendedores como los compradores, es decir, se realizan transacciones de igual a igual.
  • Marketplace B2B (Business to Business): aquellos dirigidos de empresas a empresas.

Por otro lado, existen numerosos beneficios para los vendedores que deciden empezar a operar en un marketplace existente. Entre ellos se encuentran:

  • Mayor exposición y visibilidad.
  • Ahorro en publicidad.
  • Servirse de la infraestructura tecnológica.
  • Datos y análisis.
  • Reducción de barreras de entrada.

En el caso de que exista un marketplace que se ajuste a las necesidades requeridas como vendedor, los pasos que se deben seguir para operar en el mismo son los siguientes:

  1. Seleccionar el marketplace que mejor se adapte a los productos o servicios de la empresa en cuestión.
  2. Abrir una cuenta en el marketplace.
  3. Subir el catálogo.
  4. Mantener un registro actualizado del inventario.
  5. Establecer los precios.
  6. Gestionar los pedidos eficientemente.
  7. Gestionar la logística de los pedidos.
  8. Proporcionar una adecuada atención al cliente: estar disponible para responder preguntas y resolver problemas de los clientes, proporcionando un servicio de alta calidad.
  9. Establecer y comunicar claramente las políticas de devolución.

Sin embargo, es posible que, como vendedor, no exista ningún marketplace que se adapte a las necesidades que requiere el negocio. Para ello, es posible crear un marketplace propio. Para conseguir su correcta operativa, debe tener una serie de funcionalidades que se consiguen a través de:

  • Plataformas de comercio electrónico especializadas en la creación de marketplaces. Por ejemplo: Izberg, Magento o Mirkl.
  • Plataformas de gestión de inventario, que permiten llevar un control de todos los productos, contabilidad o compras, mejorando así la eficiencia de la pyme. Por ejemplo: Odoo, SAP Business One o Microsoft Dynamics 365 Business Central.
  • Plataformas de gestión de pagos, es decir, un sistema o software diseñado para facilitar y gestionar las transacciones económicas. Por ejemplo: Stripe, Paypal o Square.
  • Gestión de la logística: decidir si es el vendedor que opera en el marketplace el que se encargue de la logística de sus pedidos o si será el gestor del marketplace el encargado de hacerlo.

En definitiva, los marketplaces han crecido de manera significativa en los últimos años, al mismo tiempo que ayudaban a crecer a otras empresas y pueden suponer una gran ayuda para todas las pymes y autónomos. Conocer las distintas plataformas, sus características, saber cómo iniciarse y qué herramientas son necesarias para la gestión adecuada del negocio, son clave para ayudar a crecer y consolidarse a empresas de todos los tamaños.

¿Te ha resultado útil esta publicación?

Lotutako edukia